Comunicación sana =Asertividad

La palabra Asertividad: proviene del latín asserere, assertum que significa afirmar.


En la comunicación, la asertividad es parte de una comunicación segura y eficiente que transmite confianza en sí mismo y autoestima.

La asertividad, desde el comportamiento humano nos permite una comunicación libre para expresar lo que realmente se desea o necesita sin sentimientos de culpa, defendiendo los propios derechos e ideas de manera adecuada y respetando las de los demás.


Como estrategia y estilo de comunicación, la asertividad se diferencia y se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la agresividad y la pasividad (o no asertividad). Suele definirse como un comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos.


La asertividad afirma la propia personalidad, la confianza y la verdad, siendo parte de una comunicación segura y eficiente.


Una persona asertiva no le teme a sus sentimientos, no le asusta la intimidad, ni la verdad, ni el combate, ni el éxito. Los individuos asertivos, saben quiénes son, qué quieren y constantemente afirman su personalidad.





Es importante destacar que las personas asertivas no son pasivas ni agresivas, están en un punto exacto en el que pueden hacer declaraciones si herir a su interlocutor.




En este punto es importante aclarar que o se debe confundir asertividad con empatía, porque son dos términos totalmente diferentes en acciones y fines:


  • La asertividad a diferencia de la empatía va más encaminada a dar a conocer nuestra propia opinión, a hacer valer nuestros derechos y a defendernos cuando la situación lo amerita. Esto quiere decir que va mas enfocada a nosotros mismos más que a los demás.

  • La empatía pone el foco principalmente en los demás, en escuchar las opiniones y sentimientos de las otras personas, dejando de lado en ese momento las nuestras, ya que se les escucha sin juzgar.

  • La asertividad no necesariamente va encaminada a construir un lazo más profundo con la otra persona ya que su principal finalidad no es esa sino mirar más bien por uno mismo.

  • La empatía puede generar un vínculo más profundo y cercano con las demás personas al tratar de comprenderlas y de atenderlas con la suficiente atención

Para concluir, podemos expresar que una persona asertiva no necesariamente puede ser empática y por el contrario, una persona empática no tiene por qué ser asertiva. Si una persona tiene desarrolladas ambas habilidades tendrá más facilidad a la hora de interactuar con los demás y podrá desenvolverse en cualquier ámbito, porque aunque ambas tengan finalidades distintas, el principal aspecto que las une es que ambas tienen como base el respeto y mejorar la comunicación.

Saludos,


#KomuniCast #ComunicacionesyPodcast #KomuniBlog #ConsultoríadelPodcasting #MentoriaComunicacional #ComunicacionesPodcast #Negfertty #descubretuestilo #comunicaciónasertiva #comunicaciónagresiva #comunicaciónpasiva #empatía

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo